martes, 22 de junio de 2010

...

no había olvidado nada
- no quería -
llevaba una piedra en cada mano,
la recibiría a pedradas.

1 comentario:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Mujer... a pedradas...? jajaja

Saludos y un abrazo!