martes, 4 de noviembre de 2008

Emilia

Te sentaste y en ese mismo instante, bajaste los brazos Emilia. Bajaste los brazos y dejaste de luchar. Te rendiste.
Te pisaron, te desdibujaran tus sueños.
Él. Él rompió tus origamis. Contemplas tus plegados de papel hechos pedazos y lloras Emilia. Lloras en silencio y sabes, sabes que no volverás a pintar ese mundo mágico que tantas veces creíste tuyo. Despacio, inexorablemente, cayó la noche en tu poesía, tus letras se perdieron y las palabras quedaron huérfanas.
No te caen lágrimas Emilia. No te cae una sola lágrima porque te secaste. Secaron tus ojos, secó tu corazón, secó tu alma. No. Ni una lágrima se atreve a ser el testigo de tu dolor Emilia. Tu dolor está solo. Tú, Emilia, estás sola.

8 comentarios:

RIPNE dijo...

El peor castigo para un ser humano es entregar el alma y que te la devuelvan vacía...

Queiles dijo...

Melancólica pincelada ante esta historia de quien ha perdido la esperanza.Que al menos recupere las lágrimas.
Besos

hawwah dijo...

qué triste...pobre Emilia...

besos para ti

Mr Bonkei dijo...

Sabes una cosa amiga,y te lo digo con todo el respeto de mi parte, pero tu eres una de las pocas personas a la que me gustaría conocer,ver su rostro, sus ojos. Porque lo demás , tu corazon y tu alma se trasparentan en lo que escribes y es hermoso.

Un beso y un sentimiento.

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Bajaste los brazos y dejaste de luchar. Te rendiste.
Te pisaron, te desdibujaran tus sueños."

En esta vida no se pueden bajar los brazos. Cada vez que alguien lo hace, todos perdemos un poquito. Todos perdemos unas poquitas de ganas de vivir.
Saludos!

Bomarzo dijo...

Bonita y triste hiostoria. Te fiché.
Un saludo.

LOOLA dijo...

Espero que haya un quién que le enseñe que hasta en los peores momentos hay luz...

Besos brujos!

Manuel dijo...

Uy me caló profundo el calvario de Emilia.. ´su nombre ya me sabe a sauces y mares fatuos...quién osó a convertir su sonrisa en un gesto torcido?