miércoles, 18 de junio de 2008

arrebato..

en las palabras acerbas que callo están mis gritos silenciosos que atropellarían sin piedad a ciertos actuares. Pero, en vez de ello, me desarmo
[y sonrio]

15 comentarios:

Ana* dijo...

o meu espanhol é um 0 à esquerda, mas vim retribuir a visita!;)

Mr Bonkei dijo...

Eres bella, sabia, e inteligente .
Que más se puede desear ser .
Un abrazo.

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

vine por el hechizo...

La sonrisa de Hiperión dijo...

Algunas veces una sonrisa desarma y para a un ejército.
Me encantó
Saludos

LOOLA dijo...

A pesar de los pesares, ir por la vida con una sonrisa...mmm... ¡claro que sí!

Un besote brujo!

Euge dijo...

me encanto eso del dragón azul. Hace tiempo que no veo ningún dragón además del mio.

y si aveces es mejor reir que gritar

Saludos

Mary dijo...

CON QUE POCAS PALABRAS SE PUEDE DECIR TANTO¡¡

QUE BUENOO ME ENCANTO¡¡

BESITOS¡

Shanok dijo...

también la sonrisa puede ser un arma, pero con el silencio gritas lo que tu sonrisa esboza...,
me gusta esta entrada, jejeje

Mary dijo...

PASE A SALUDATE¡

BESITOS¡

Sonita dijo...

Hola Mary,
gracias por tu pasaje por éste rinconcito donde siempre eres la bienvenida :)
* quise pasar por el tuyo, y se me niega el aceso... asi que no puedo retribuirte la visita :(
espero estés bien, un saludo cariñoso

franco ferreira dijo...

Adoro la simpleza en líneas así de directas. No es preciso desgastarse. En pocas palabras dices demasiado.
Felicitaciones por eso.
Ha sido un gusto leerte ;)

Veronica dijo...

Pinto aquí mis letras, y en un acto de arrebato, insisto en la necesidad de dibujarle una sonrisa cuando le diga que usted es bella, bellisima.
Celebro su encuentro arrebatado y su posterior desarme. Cuide de esa bestia mitológica, mantenga el hechizo.

Besos.

Blusa Transparente dijo...

¿cómo estás Sonita?

Pasaba a saludar, pues anduve un poco perdida.

Que estés muy, muy bien.
UN abrazo

LOOLA dijo...

He vuelto, sonita!

Besos brujos.

instantes e momentos dijo...

muito bonito teu blog. lindo.
Maurizio