sábado, 19 de abril de 2008

Esculpiendo Recuerdos

Foto © Sonia Ferreira


Habia vuelto a esa playa.
Sus pasos, lentos, algo temblorosos debido a una edad ya avanzada que el color blanco de su pelo delataba sin piedad, se dirigian de nuevo a ese rinconcito, ahora complice de su encuentro con la mar, con ella misma.
Se sentaba a duras penas, buscando no perder el fragil equilibrio de su cuerpo cansado y enfermo.
Entonces, su mirada se perdia a lo lejos. Apoyaba, delicadamente, su cabeza sobre su mano como si ésta fuera a aliviarla del peso de la vida.
Parecia escarbar en la memoria, esculpir los recuerdos uno a uno mientras contemplaba de un aire nostalgico el atardecer brumoso.
Su rostro esbozaba una leve sonrisa. Tal vez, su mente revivia el grato recuerdo de un paseo a orillas de la mar, su mano en la mano del hombre que habia sabido cautivar todo su ser, y que ahora ya no estaba. Tal vez venia a esa playa a re-encontrarse con él, cada tarde, cumpliendo la promesa que le habia hecho antes de que él muriera.
Tal vez.
El alma por fin apaciguado, volvia a levantarse con la misma lentitud con la que se habia sentado y se iba.
Mañana volverà a esa playa y esculpirà otro recuerdo que la reconfortarà y le darà la fuerza necesaria para afrontar la noche solitaria que la espera llegando a su casa...

6 comentarios:

Shanok dijo...

me encanta esa forma tan tuya de ilustrar tus palabras a modo de co-relacion texto-imagen.,
quedan muy adoc..,
sin haber visto a la anciana,
la imagino pues viendo el bello atardecer, su arrugado rostro golpeado x los matices anaranjados del cielo., una brisa escarchando sus labios y la sonrisa de re.encontrarse con su ser amado.,
.,
lindo!

Mr Bonkei dijo...

Muy buen escrito (humildemente)

Manolito. dijo...

Me encantó el cuento!
Tan nostálgico y emotivo.
De pronto pensé que podía ser tu imagen en anciana recordando a su amado surfista. No lo tomes a mal, tan sólo vino ese pensamiento al leer.
Me gusta que sigas hechizando con tus líneas. Además, sabes cuánto me provocan los atardeceres...qué ganas de ver uno como la fotografía! Pero el frío ya se está apoderando del escenario aquí en Chile, en la costa...grrr!

Un besito y abrazo cariñosos.

Manolito.

RIPNE dijo...

Cuando el lugar evoca más allá del calendario.
Si pues, eso pasa. La memoria traaja distinto a como queremos, seguro irá a la playa y no sabe qué detalle detonará qué recuerdo...
Nunca se sabe.

krispo dijo...

Hola!
vengo cortito aqui a dejar mis saludos
pasare con más tiempo
un beso, cuidate
bye*

Manuel dijo...

Buenísimo!!!.... da para un cuento largo.. es como el comienzo de un iceberg que se asoma!